Winifreda: despensa «Doña Luisa» en un local más cómodo y moderno

Despensa «Doña Luisa», un comercio del rubro alimentario de Winifreda, se trasladó a sus nuevas instalaciones ubicadas en la calle Mitre, frente al local anterior. Este es un paso adelante que da el joven emprendedor Lucas Weigun, quien desde esta semana atiende a su numerosa clientela en un nuevo, amplio y luminoso salón de ventas. 

«Hemos re-inaugurado Doña Luisa, me siento muy alegre y contento», expresó Lucas mientras la gente realizaba las compras y lo felicitaba por su avance. «Soy un agradecido de la vida, de Dios y de toda la clientela que siempre me ha respondido, incluso en tiempos de pandemia donde he estado aislado 28 días y la gente siempre me siguió acompañando porque nunca cerramos, seguimos atendiendo al público», dijo entusiasmado. Durante su ausencia estuvo detrás del mostrador su cuñada Ana Carabajal. «Con ella seguimos trabajando juntos porque tiene un corazón de oro», afirmó para luego resaltar el apoyo que le brinda toda su familia señalando a su hermana quien «me da una mano en la administración». 

Además, del nuevo local, Lucas destacó que es «mucho más amplio, tiene ventanales grandes y sus dimensiones me permiten exhibir toda la mercadería y tengo más espacio para las heladeras». En breve recibirá todos los productos para las fiestas de Navidad y Año Nuevo. 

Lucas contabiliza siete años de actividad comercial, cuatro en Winifreda y tres en Santa Rosa. «Me encanta este oficio, la relación con la gente ayuda mucho a estar bien de la cabeza», sostuvo. 

 

Homenaje a su abuela

En el final fue consultado sobre el nombre que identifica a su comercio. Al respecto respondió emocionado que la denominación es un homenaje a su abuela María Luisa Roppel, «la interminable abuela Luisa». Sobre qué significaba ella para su vida, Lucas dijo que «era todo para nosotros porque mis hermanos, primos, nacimos y nos criamos con ella, éramos una familia muy numerosa», por eso quiso homenajearla imponiendo su patronímico a su negocio de cercanía o de barrio. 

Por su parte, Eva, una clienta de «Doña Luisa», se sumó a la entrevista para decir que Lucas «se merece» el momento que está viviendo. «Estoy muy contenta por él, es un chico espectacular, brinda muy buena atención y le deseo todo lo mejor como si fuera un hijo mío», lo valoró. La vecina realiza las compras periódicamente. «Debo venir diez veces al día porque me queda cerca», cerró mientras más clientas ingresaban al inmueble, que permanece abierto todos los días de la semana.

 

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.