Violencia de género: “En un pueblo, es muy difícil que una mujer denuncie”, dijo la Jueza de Paz

El Juzgado de Paz de Winifreda se sumó el miércoles al Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra las Mujeres con cartelería alusiva a esta jornada. Al respecto, la Jueza de Paz, Paula Vallejo, manifestó que conoce situaciones de maltrato y anticipó su decisión de brindar asesoramiento y acompañamiento a las vecinas víctimas de abusos para que puedan vencer el miedo y radicar la denuncia.  

“Estamos en un momento complicado porque en tiempos de pandemia la violencia hacia las mujeres no disminuyó”, sostuvo a tono con lo que sucede a nivel nacional. Asimismo, reflexionó: “Por un lado las mujeres evolucionamos en cuanto a las cuestiones de género, adquirimos derechos, pero por otro lado estamos perdiendo libertad que es fundamental para desenvolverse en la vida porque aún muchas tienen miedo de salir a la calle”.

Además, se le consultó sobre cómo se revierte este panorama.  En este sentido, la titular del organismo judicial local respondió: “Luchando, trabajando todos los días desde el lugar donde estamos. Hoy me toca estar en una función pública, pero soy ama de casa, fui empleada, estuve participando de grupos feministas, siempre visibilizando lo que pasa y ayudando a la que está al lado”. 

A su vez, Vallejo admitió que “en un pueblo siempre es muy difícil que una mujer llegue a hacer la denuncia”. Sobre esto “he hablado con mis superiores y queremos desde el Juzgado brindar ayuda y acompañamiento. Darle todas las herramientas para que se anime y se sienta acompañada cuando decida acudir a la comisaría además de asegurarnos que le tomen la denuncia”, anticipó sobre acciones que llevará a cabo. “Lo importante es que pueda salir de ese lugar que está viviendo, pero a veces es muy difícil porque no tiene independencia económica. Hoy por las redes sociales veo muchísimas mujeres jóvenes buscando trabajo”, añadió. 

Se le preguntó si intuye que esas vecinas sufren algún tipo de violencia. Y contestó: “Lo intuyo y lo veo”. A su entender, la falta de empleo “es un impedimento para que la mujer se libere y pueda decir basta a una vida de violencia. Habría que hacer mucho hincapié en darles los recursos necesarios para que puedan independizarse”.  

Por último, anheló que los dos proyectos industriales en el pueblo cuando estén operativos puedan ocupar a mujeres. “Ojalá las tengan en cuenta. Nosotros desde nuestro lugar vamos a hacer todo lo que podamos para que eso suceda. Eso lo conversamos con mis compañeras de trabajo y con (el juez titular) Hugo (Villalba) -que está aislado por su edad- con quien compartimos las mismas ideas”.  

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.