La Brigada secuestró armas: winifredense quiso venderlas por redes sociales.

En septiembre del año pasado, desconocidos ingresaron a una vivienda de Santa Rosa y robaron numerosos objetos de valor y una carabina calibre 22. Un año y dos meses después de aquél episodio delictivo, el propietario de ese inmueble tomó conocimiento que en una página virtual de compra-venta, un hombre de Winifreda estaba ofreciendo su arma de fuego. Enterados de la anómala situación, personal de la Brigada de Investigaciones de la capital pampeana viajó a esta localidad el sábado a la mañana y efectuó un allanamiento en una quinta situada dentro de la zona urbana. En dicho predio, los efectivos policiales secuestraron el armamento en cuestión y otras dos armas de fuego de dudosa procedencia. 

Armas robadas 

La novedad fue dada a conocer por el comisario inspector Juan Carlos Mendis, responsable de la Brigada de Investigaciones. “Tomamos intervención en el caso tras una denuncia radicada en septiembre del año pasado por una persona de Santa Rosa a quien le sustrajeron muchos elementos de su domicilio, en un hecho ocurrido en jurisdicción de la Seccional Segunda”, relató el informante. “Hace unas semanas a través de una página virtual de compra y venta, advierte que una persona de Winifreda ofrecía de forma pública varias armas de fuego, una de las cuales el damnificado reconoce como de su propiedad. Inmediatamente amplía la denuncia y nosotros realizamos las diligencias en Winifreda”, continuó el uniformado.

Orden judicial mediante “realizamos el allanamiento en conjunto con el comisario de la dependencia local, Juan Bustos Paulino, a quien le agradezco su colaboración. El resultado fue positivo porque secuestramos el arma robada -una carabina calibre 22- y otras dos armas de fuego de dudosa procedencia que también estaban siendo ofertadas en redes sociales”. En este caso el armamento incautado fue una carabina calibre 22 y un fusil máuser que es considerado arma de guerra. 

Imputado

   Al winifredense se le abrió una causa judicial caratulada “supuesto robo” y otra paralela por “infracción al artículo 189 bis del Código Penal”. Su situación procesal es delicada, igualmente quedó en libertad a disposición del Juzgado interviniente en ambas causas. Cuando sea interrogado, deberá declarar cómo llegó todo ese material a sus manos y si lo compró deberá identificar al supuesto vendedor. Mientras tanto, las dos carabinas y el fusil fueron incautados y llevados a la sede policial de Santa Rosa.  

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.